Ataque violento: asalto talibán a un hotel en la capital de Afganistán

0
131

Al menos 18 personas murieron en el asalto de un hotel de lujo de Kabul, 14 de ellas extranjeras, que terminó este domingo por la mañana tras 12 horas de resistencia por parte de un comando armado, afirmó el ministerio de Interior.

El ataque, que fue reivindicado por los talibanes, dejó al menos 18 muertos, incluyendo cuatro afganos y 14 extranjeros, y un número aún desconocido de heridos, según un balance provisional emitido por el portavoz del ministerio, Najib Danish. En un principio se habían reportado sólo seis fatalidades.

Aún no se conoce una lista oficial de las nacionalidades de los fallecidos, pero el gobierno de Ucrania confirmó que al menos uno de sus ciudadanos habría perdido la vida en el asalto. También habría dos venezolanos.

También se reportó que 11 de los extranjeros que murieron eran empleados de KamAir, una aerolínea afgana privada.

El ejército afgano custodia el perímetro del hotel. (Reuters)

El ejército afgano custodia el perímetro del hotel. (Reuters)

El ataque ha terminado, todos los asaltantes fueron abatidos, 126 personas fueron rescatadas, incluyendo 41 extranjeros“, anunció Danish, que hizo alusión a “tres asaltantes” en lugar de los cuatro mencionados en un primer momento.

Además, indicó que las “operaciones de limpieza seguían en curso en el sexto piso” para hacer estallar las municiones que allí quedaban.

Los talibanes, un grupo terrorista local que fue derrocado del gobierno en 2001 y que desde entonces se mantiene activo especialmente en el sur del país, se atribuyeron la responsabilidad del ataque a través de su portavoz Zabiulah Mujahid.

Anteriormente el ministerio del Interior afgano ya había culpado del asalto a la red terrorista Haqqani, afiliada con los talibanes, que el domingo también realizaron ataques en zonas rurales de Afganistán.

Un hombre intenta escapar por el balcón. (REUTERS/Omar Sobhani)

Un hombre intenta escapar por el balcón. (REUTERS/Omar Sobhani)

Según una fuente de seguridad, el último miembro del comando se había atrincherado “en una gran habitación con rehenes, afganos y extranjeros”, antes de ser abatidos.

“Oímos cómo le gritaba a los rehenes que los mataría a todos si no podía salir” de allí, precisó esta fuente.

Poco después de las 08:00 hora local del domingo, mientras una humareda emanaba del sexto y último piso del edificio, unos hombres intentaban huir por el balcón usando una ristra de sábanas atadas. Uno de ellos se soltó, y la caída se vio en directo por la televisión.

Un miembro de las fuerzas afganas en las inmediaciones del hotel.REUTERS/Mohammad Ismail

Un miembro de las fuerzas afganas en las inmediaciones del hotel.REUTERS/Mohammad Ismail

El comando penetró en el hotel poco después de las 21:00 hora local, provocando una explosión para abrirse camino antes de disparar.

Cuatro asaltantes están en el interior del edificio, están disparando contra los clientes“, anunció a la AFP un responsable de la NDS, los servicios de inteligencia afganos.

Se cortó la electricidad en el barrio del hotel, ubicado en una colina en el oeste de Kabul, que estaba sumido en la oscuridad, excepto por las altas llamas que emergían del techo, a causa de un incendio provocado por los atacantes.

Puedo escuchar disparos que parecen venir del primer piso, pero no veo dónde están. Estamos escondidos en nuestras habitaciones. Hagan que los servicios de rescate lleguen pronto“, contó a la AFP un cliente del establecimiento bajo condición de anonimato y que dijo encontrarse en la tercera planta.

Un miembro del equipo se seguridad del hotel es asistido luego de ser rescarado. (REUTERS/Omar Sobhani)

Un miembro del equipo se seguridad del hotel es asistido luego de ser rescarado. (REUTERS/Omar Sobhani)

“Orad por mí, seguramente voy a morir”, publicó por la noche en Facebook Aziz Tayeb, director regional de la compañía Afghan Telecom, antes de agregar: “He salido, pero un centenar de mis colegas y amigos siguen atrapados entre la vida y la muerte”.

Se encontraban en el hotel con motivo de una conferencia.

Durante la noche, las fuerzas especiales desplegadas retomaron gradualmente el control de las plantas. “Pero avanzamos lentamente para evitar víctimas civiles”, explicó el portavoz adjunto del ministerio de Interior, Nasrat Rahimi.

En Twitter, los familiares preguntaban si había noticias de sus parientes alojados en el hotel. “Mi tío está allí, su teléfono no da señal. Toda información es bienvenida”.

Momento en el que un piso del hotel está envuelto en llamas.

Momento en el que un piso del hotel está envuelto en llamas.

Desde Washington, el Departamento de Estado instó a que se informara de si había ciudadanos estadounidenses en el establecimiento.

Según Danish, la seguridad del hotel corría a cargo de una nueva compañía desde hacía poco.

“Estamos investigando para comprender por dónde entraron los asaltantes, pudieron utilizar las puertas de la cocina trasera”.

Tropas afganas en las afueras del hotel (Reuters)

Tropas afganas en las afueras del hotel (Reuters)

Un contable del hotel, que pudo escapar del lugar porque conocía bien el edificio, afirmó a la AFP que “los nuevos guardias se salvaron sin combatir, no respondieron, no tenían ninguna experiencia”.

No se sabe cuántas personas había en el hotel durante el ataque, ni tampoco cuántos extranjeros ni de qué países son.

El hotel Intercontinental de Kabul, que no pertenece a la cadena internacional epónima, acoge con frecuencia bodas, conferencias, y reuniones políticas.

(REUTERS/Omar Sobhani)

(REUTERS/Omar Sobhani)

Su azotea iluminada con vistas sobre Kabul es particularmente popular entre las clases más adineradas.

En la mañana del sábado se había celebrado una conferencia sobre la presencia y las inversiones chinas en Afganistán.

El hotel, abierto en septiembre de 1969, ya fue objetivo de un ataque reivindicado por los talibanes en junio de 2011, que dejó 21 muertos.

Desde entonces, el hotel estaba bajo fuerte vigilancia, con accesos reservados. Pero está rodeado por jardines y vegetación que pueden permitir entrar discretamente.

Con información de AFP y AP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here