Cura afirma ni RD ni Haití toman en serio regularización

0
89

DAJABÓN. El sacerdote Regino Martínez expresó ayer que mientras crece cada día más la entrada de haitianos ilegales por la frontera con esta ciudad, prospera su pesimismo con relación al avance de la regularización por falta de una política seria tanto de Haití como del Gobierno dominicano.
“Son dos problemas que impiden que los haitianos se regularicen no tienen actas de nacimiento y el problema, es que el Gobierno haitiano no ha asumido su responsabilidad y en consecuencia aquí no podemos regularizarlos”, afirmó.
El segundo dijo que son los documentos que le han pedido aquí a los que han nacido en el país, tampoco pueden buscarlos porque no tienen de nada y cree que todo seguirá igual porque no hay voluntad.
Al hablar ayer en su oficina, consideró que la regularización ha fracasado porque las exigencias son muchas y la mayoría de los haitianos, aunque quiera hacerlo, no cuenta con el apoyo de su gobierno.
Expuso que a las autoridades dominicanas y a los políticos le interesa más la irregularidad que la legalidad porque así pueden mantener la opresión y la explotación del inmigrante.

El jesuita consideró que la solución al conflicto se puede producir si hay un involucramiento del estado haitiano y el dominicano porque los indocumentados van a seguir entrando como quiera al país. “Van a entrar y el tráfico se va a incrementar de una manera que luego no podremos ver cómo salir de él, porque hay una corrupción palpable”.
Apuntó que si las autoridades deportan a 100 haitianos en la mañana de un día cualquiera al otro día entran 200, ya que no hay control, “y puede ser que no haya la cantidad necesaria de autoridades, pero lo que vemos es que hay un negocio”.
Indicó que así como hay problemas en Haití con las actas de nacimiento los hay aquí, porque en Dajabón hay cientos de moradores que no tienen actas y el Estado se hace de la vista gorda y no soluciona su estatus.
Sobre el mercado binacional, Martínez indicó que no hay seriedad en las autoridades por permitir que siga el juego con la veda a 23 productos impuesta por el Gobierno de Haití.
“Pero no voy a ir muy lejos, aquí en Aduanas lo que tienen es una estafa porque traen mercancías en furgones y en patanas sellados para venderse en Haití y las venden de este lado. Oye es por todos lados que nos bombardean. Si exigimos legalidad para los haitianos la misma legalidad tiene que existir para la mercancía dominicana”.

Fuente: Hoy.com.do

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here