Equipo resto del Mundo de la NBA apalea a EEUU: ¿está acortando distancias?

0
199

¿Puede una selección de baloncesto del resto del mundo vencer a los mejores jugadores de Estados Unidos en un partido?

En condiciones normales, la respuesta es no. Es un hecho que una selección de las barras y las estrellas contaría hoy en día con casi todos los mejores basquetbolistas en activo.

Sin embargo, las cosas podrían ser distintas dentro de cinco a 10 años simplemente basados en lo que se vio la noche del sábado en el Staples Center, donde la escuadra del Equipo del Mundo le dio una paliza a la de Estados Unidos: 155-124.

El marcador en el partido de estrellas en ascenso de la NBA no refleja totalmente el dominio que tuvieron los jugadores internacionales.

Es cierto que por tratarse de un partido de exhibición, en el que no se juega mucha defensa, el resultado no puede ser tomado como una prueba cabal y fehaciente de superioridad de un equipo sobre el otro. Pero puede alegarse que entre los jugadores jóvenes más destacados de la NBA, esos que se encuentran en sus primeras dos o tres temporadas de juego, el talento extranjero es mayor que el doméstico.

Buddy Hield, nacido en las Bahamas, anotó 29 puntos y su compañero de los Kings de Sacramento, el serbio Bogdan Bogdanovic, quien fue nombrado “MVP”, tuvo 26 (con 7 triples) para conducir al Equipo del Mundo en el inicio del fin de semana de estrellas en Los Ángeles.

“Ustedes saben, es el Juego de Estrellas, no fue un juego realmente competitivo. Pero el (equipo del) mundo ha estado mejorando”, comentó Hield. “Estoy orgulloso de ver a muchos jugadores internacionales, de Francia, Australia, tenemos a (Joel) Embiid de Camerún, todos están mostrando progreso y el mundo está progresando tratando de alcanzar al basquetbol de Estados Unidos”.

El canadiense Jamal Murray (Nuggets de Denver) tuvo 21 unidades y el croata Dario Saric(Filadelfia) 18 para una escuadra mundial que encestó 23 triples en 56 intentos.

El mejor hombre de Estados Unidos fue Jaylen Brown (Celtics de Boston) con 35 puntos (14 de 21), mientras que Kyle Kuzma, el brillante novato de los Lakers, tuvo 20 (9 de 18) y 7 rebotes. El otro jugador lagunero, Brandon Ingram, logró 8 unidades en apenas 12 minutos de juego. Lonzo Ball no jugó, pero dijo que está recuperado para reaparecer con los Lakers cuando la temporada se reanude.

“Tener a tres Lakers en el juego de estrellas en ascenso en L.A. es muy especial”, dijo Kuzma. “Es un sueño hecho realidad. Creces viendo el fin de semana de estrellas de la NBA, y ahora somos parte de eso”.

La actividad continúa este sábado con los concursos de habilidades, triples y clavadas en el Staples Center.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here