La obligan a prostituirse, se defiende de cliente y le dan cadena perpetua

    0
    169

    Mensajes en redes sociales por parte de celebridades como Kim Kardashian y Rihanna han reavivado el debate en el caso de Cyntoia Brown, quien cumple cadena perpetua por haber asesinado a su violador cuando tenía 16 años.

    Días antes, la cadena Fox 17 de Nashville hizo un reportaje en el que expone los 13 años que ha pasado la joven en una prisión de Tennessee por una condena que para muchos demuestra que el sistema de justicia falló.

    El impacto ha sido tal que esta semana circulan múltiples publicaciones en redes como Facebookacompañadas de hashtags como #FreeCyntoiaBrown y #Justice.

    Una de las más contundentes fue el que compartieron las artistas. El mensaje junto a una foto de Brown reclama la libertad de la chica que se mantiene en una prisión de Tennessee desde su sentencia en 2004.

    “Imagina que a los 16 años eres víctima de abuso por un proxeneta llamado ‘el degollador’. Luego de días de ser drogada y violada por diferentes hombres, te compra un pervertido de 43 años que te lleva a su casa para usarte sexualmente. Tú terminas encontrando el valor suficiente para pelear de vuelta, dispararle y matarlo. Como resultado, eres arrestada, procesada como adulta, convicta y sentenciada a una vida en prisión. Esta es la historia de Cyntoia Brown. No es elegible para libertad provisional hasta que cumpla 69 años”, lee la publicación compartida en redes como Facebook y Twitter.

    La menor que fue dada en adopción por su madre fue inducida a la prostitución y a la esclavitud sexual a temprana edad, luego de que huyera de su casa.

    La entonces adolescente mató a Johnny Allen, el agente de bienes raíces que era su cliente, cansada de ser sometida a sus caprichos sexuales. Un jurado sentenció a la joven, bajo la ley aplicable en ese momento, a cadena perpetua.

    De acuerdo con el testimonio de Brown en corte, en 2004,  mató a Allan, en defensa propia. La entonces acusada señaló que resistió los avances sexuales del hombre hasta que vio que éste intentaba buscar algo debajo de la cama. Brown dijo que pensó que su cliente iba a “agarrar un arma o me iba a hacer algo”. Fue entonces cuando sacó una pistola de su bolso y le disparó.

    Pero, durante el juicio, la Fiscalía argumentó que se trató de un caso de robo, ya que luego de balearlo, Brown se apropió de la billetera de Allan.

    El documental de Dan Birman, “Me Facing Life: Cyntoia’s Story”, emitido en 2011 cuenta el calvario de esta chica. El proyectó, no solo sirvió para denunciar la situación para muchos injusta de la convicta, sino que logró modificar algunas leyes relacionadas con el tráfico sexual y la prostitución. Sin embargo, lo anterior no ha sido suficiente para impulsar un proceso que se traduzca en la libertad de Brown.

    Esta campaña en redes busca alertar sobre las fallas en el sistema de justicia que, en este caso, habrían convertido a la víctima en la responsable.

    “Algo está terriblemente mal cuando el sistema autoriza a estos violadores y la víctima es lanzada lejos de por vida”, escribió Rihanna en Instagram al reaccionar a la historia de Cyntoia.

    Adicional al debate que el caso ha provocado en internet, varias peticiones en web exigen un nuevo juicio para la muchacha. Una solicitud de apelación a la sentencia impuesta en 2014 fue descartada por las autoridades judiciales.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here