La reina Letizia inicia su visita al país por Monte Plata

0
33

MONTE PLATA. La reina Letizia de España llegó la mañana de este lunes, a las 9:40 a.m, a la provincia Monte Plata, para de inmediato poner en marcha la agenda de su tercer viaje humanitario por Iberoamérica.
Inició conociendo los proyectos que desarrolla la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), en especial los programas de suministro de agua.
Luego visitó varias viviendas del barrio La Esperanza, uno de los lugares beneficiados por las ayudas de la Cooperación Española.
La Aecid trabaja desde hace 30 años en República Dominicana y Haití, los dos países que siguen catalogados como prioritarios en el nuevo plan director de cooperación (2018-2021) que el Gobierno español aprobó hace dos meses.
Letizia viaja acompañada del secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas.
En los tres días de su visita, la soberana española va a desarrollar una intensa agenda para “dar visibilidad” a la labor de cooperación de su país y poner de manifiesto el “profundo compromiso” de la Corona con este trabajo.
Su majestad puso especial atención en los programas relacionados con la mujer, la lucha contra la pobreza, la enseñanza y el suministro de agua.
Conversó con varias líderes comunitarias, mostrándose en cada momento muy sensible a las precariedades de los monteplateños.
La Reina llegará el martes por la tarde a la República de Haití.
Inicio de las relaciones
El apoyo de la Cooperación Española al sector del agua en República Dominicana se remonta casi veinte años atrás. El Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), iniciaron en el año 2001, en el marco de la V Comisión Mixta Hispano-Dominicana, la implementación del Proyecto de Abastecimiento de Agua Potable y Saneamiento en Zonas Rurales en la República Dominicana, con la finalidad de “incrementar la cobertura de agua potable y saneamiento eficaces y sostenibles para la población rural y urbano-marginal de las zonas de intervención”. Uno de sus resultados fue la consolidación de Asociaciones Comunitarias para la gestión del Agua Rural, las ASOCAR. Otros resultados fueron la construcción de infraestructuras de agua potable y saneamiento para 1,500 familias, tratando de implementar una visión integrada en materia de salud y preservación del medio ambiente.