Los asaltos a bancos y camiones de valores más grandes en RD

0
32

Martín Adames
Santo Domingo

Se lo juegan “todo” por una buena cantidad dinero. Así se podría definir la práctica a la que han incurrido asaltantes que han llegado a centros bancarios y han atacado a conductores de camiones de valores de manera violenta y con armas.

En el país se han registrado varios actos de este tipo, solo en lo que va de año se han producido tres importantes robos. Uno a un camión de valores que distribuía cantidades de dinero en diferentes entidades financieras de la región sur del país.

El camión fue interceptado en el lugar conocido como La Curva de Villeya, en la carretera Baní-Azua, pasada la 1:00 de la tarde, al cual se sustrajeron alrededor de 36 millones de pesos.

En este caso, tras varios días de investigaciones, la Policía Nacional determinó que se trató de un autorobo, o robo con complicidad. Por este hecho la Policía Nacional aún investiga a varias personas, incluyendo los tres guardianes que viajaban en el vehículo.

De esos 36 millones, la institución del orden ha recuperado unos 6 millones 500 mil pesos, según las informaciones que ha divulgado.

El mismo día del robo en Azua, pero horas más tarde, dos individuos a bordo de una motocicleta asaltaron a punta de pistolas una sucursal de la Asociación Cibao de Ahorros y Préstamos en el municipio de Tamboril, Santiago, cargando con una cantidad de dinero en efectivo aún indeterminada.

Las autoridades policiales de Santiago  posteriormente identificaron al perpetrador.

También en febrero de este año, tres hombres asaltaron la sucursal de Bancamérica ubicada en Vicente Noble, donde uno de ellos fue abatido por miembros de la Policía, logrando uno de ellos escapar con el dinero.

Lo particular de este caso es que quien huyó con el dinero, al recorrer varios kilómetros y llegar a la comunidad Algodón, fue asaltado por desconocidos que lo despojaron de la mochila con el dinero.

 

Otros robos

En este contexto es válido recordar el asalto a la sucursal del Banco del Progreso, ubicada en la avenida Independencia esquina Socorro Sánchez, donde un cirujano con careta de payaso secuestró por más de 12 horas la entidad con rehenes dentro, cuyo desenlace fue fatal para el asaltante quien murió a manos de la Policía, y para una empleada del banco que murió de un disparo en la cabeza durante la balacera. Este hecho ocurrió el 25 de marzo de 1993.

Dentro de los grandes atracos a bancos en el país también figura el realizado al antiguo Banco Metropolitano, el 29 de septiembre de 1988, que en ese momento robaron un millón de pesos.

Anterior a ese, también en 1988, pero en julio, fue asaltado el Banco Cibao de Licey al Medio, en Santiago, al cual le sustrajeron 290 mil pesos.

Esto significa que los robos a bancos comerciales no es un fenómeno nuevo, sino que lo que varía es su frecuencia y la forma en que los realizan.

La banda de Pércival

La conocida banda liderada por John Pércival Matos, quien resultó muerto por la Policía luego de que se le estuviera dando seguimiento a él y los demás integrantes del grupo, llegó a realizar tres asaltos en 2016, siendo el último y el más conocido el realizado al banco Popular de una plaza comercial en la avenida 27 de febrero.

El hecho ocurrió el pasado 26 de diciembre de ese año. La banda cargó con 3.7 millones de pesos y 25 mil dólares.

Es grupo fue el que también atracó el 4 de agosto de 2016 la sucursal del banco BHD-León de La Sirena ubicada en Villa Mella, donde sustrajeron un millón 400 mil pesos, y el 14 de septiembre del mismo año asaltó un camión de valores en Bella Vista Mall, desde donde cargaron con 3.6 millones de pesos, robando entre todas estas penetraciones más de 9.8 millones de pesos.