NUEVA YORK: Actrices piden al gobernador salario fijo para meseros

0
44

NUEVA YORK (EFEUSA).- Un grupo de dieciséis estrellas de Hollywood pidieron al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que el estado establezca un salario fijo para trabajadores de restaurantes que dependen de las propinas, que en su mayoría son mujeres.

Las actrices, entre ellas Jane Fonda, Lily Tomlin, America Ferrara, Sarah Jessica Parker o Natalie Portman, enviaron una carta a Cuomo en la que aseguran que con esta medida se podrían reducir a la mitad los casos de acoso sexual que sufren estas trabajadoras en la industria de los restaurantes.

La misiva destaca que el 70 % de los camareros son mujeres y que el sector, con unos 13 millones de empleados, es la principal fuente de quejas por acoso sexual presentadas por féminas ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, por su sigla en inglés).

El número de quejas de mujeres en ese sector duplica al del resto de la fuerza trabajadora femenina del país, de acuerdo al documento de las actrices, que se definen activistas del movimiento “Time’s Up”, contra el acoso sexual y a favor de la igualdad de género.

“Muchos en el mundo del entretenimiento trabajamos en restaurantes hasta que obtuvimos nuestra gran oportunidad”, afirma en la carta del grupo, que suscriben Rashida Jones, Amy Poehler, Reese Witherspoon, Jessica Chastain, Brie Larson, Debra Messing y Michelle Williams.

Indican además que los subsalarios -por debajo del mínimo establecido- impiden a miles de mujeres alcanzar seguridad salarial.

“Tenemos un profundo entendimiento y empatía por aquellos que luchan por llegar a fin de mes debido a los subsalarios”, señalaron además al gobernador de Nueva York.

Estas actrices se unieron así a la campaña nacional “Un salario justo”, que busca que Nueva York y otros estados sigan el ejemplo de otros siete que ya aprobaron legislación para establecer un salario fijo para esos trabajadores.

Los meseros reciben un sueldo base entre 7,50 y 8,65 dólares la hora y dependen de las propinas para alcanzar el salario mínimo del estado, que oscila entre los 10.40 y los 13 dólares, dependiendo de la región.

Destacaron igualmente datos de un estudio realizado en 2014 por la organización sin ánimo de lucro Restaurant Opportunities Centers United (ROC United) sobre empleados, de cualquier género, que han reportado acoso.

Según el estudio, los trabajadores emitieron quejas de acoso referentes al personal de administración (66 %), los clientes (78 %) y los compañeros (80 %, incluidos cocineros). El 37 % de las mujeres que reciben propinas son madres, y el 18 % son madres solteras.

En su mensaje sobre la situación del Estado, Cuomo anunció que el Departamento del Trabajo realizará audiencias públicas sobre este tema, previstas para llevarse a cabo de abril a junio.

En 2014, Cuomo creó una comisión, encabezada por el entonces titular del Departamento del Trabajo, para evaluar esa posibilidad de establecer un salario fijo.