Provocó 50 incendios en California para vengar la deportación de su madre

0
89

El temido pirómano de California finalmente fue sentenciado por sus horrendos crímenes al no lograr evadir su responsabilidad aduciendo problemas mentales.

Harry Burkhart, un inmigrante alemán generó al menos 50 incendios en California entre finales de 2011 y los primeros días de 2012.

La decisión sobre Burkhart, que causó los incendios con el fin de vengarse del país por la deportación de su madre, significa que pasará el tiempo que se le asigne por su condena en la cárcel y no en un hospital siquiátrico.

El inmigrante de 30 años será sentenciado el 23 de este mes en una corte superior de Los Ángeles y enfrenta una condena de hasta 90 años en prisión.

Según informó la fiscalía, Burkhart amenazó con “tostar a los Estados Unidos” luego de que su madre, Dorothee Burkhart, recibiera una orden de extradición hacia Alemania para enfrentar allí cargos por fraude.

En cumplimiento con su amenaza, Burkhart generó incendios a todo lo largo de Los Ángeles entre el 30 de diciembre de 2011 y el 2 de enero de 2012.

El inmigrante fue hallado culpable de 50 cargos de incendio intencional a raíz de los fuegos menores que causó en diferentes vecindarios.

Aunque no hubo víctimas fatales por las acciones de Burkhart, los daños materiales superaron los 3 millones de dólares.

El que culminó hoy fue el segundo juicio contra el alemán, pues en el primero los jurados no lograron ponerse de acuerdo sobre el estado de su salud mental.

Durante el juicio actual, la defensa argumentó que Burkhart sufría problemas mentales y había estado en un hospital psiquiátrico hasta cuatro meses antes de los incendios.

No obstante, la fiscalía señaló que el hombre sabía lo que hacía cuando causó los incendios “en busca de venganza”

Con información de EFE