Sergio Vargas a Andrés L. Mateo: “Usted se buscó una vaina con la persona menos indicada”

0
60

El cantante Sergio Vargas reaccionó molesto ante las declaraciones del escritor Andres L. Mateo, quien cuestionó que el merenguero recibiera el Gran Soberano, distinción máxima que cada año entrega la Asociación de Cronistas de Arte -Acroarte-.

Durante su participación en el programa “Pégate y gana con el Pachá”, el “Negrito de Villa”, como es conocido el merenguero y ex diputado preguntó que si él (Andrés L. Mateo) se creía que, por sus conocimientos intelectuales, tenía derecho a ofender a las personas.

Le advirtió que “la tercera es la vencida” cuando hizo referencia a que él “no lo conocía y era la segunda vez que le tiraba un rafagazo”. “Y usted no es impoluto, usted no es dueño de la palabra en la República Dominicana”, le dijo.

Además Vargas expresó que si el escritor lo que quería era recibir él el Gran Soberano, se lo regalaba.

“Se lo puede llevar para su casa”, adujo mientras era aplaudido por el público del programa.

Palabras de Sergio Vargas
“Hacer juicio de valor también es un pecado. Ese señor no me conoce a mí y es la segunda vez que me tira un rafagazo, a la tercera es la vencida y usted no es impoluto, usted no es dueño de la palabra en la República Dominicana y usted con esos 500 libros que se ha tomado cree que puede echarle un baño de m.. a cualquiera en este país. Usted se equivocó conmigo, se buscó una vaina con la persona menos indicada, con Sergio Vargas. Y si usted quiere y usted lo que quería que le dieran eso (muestra el Gran Soberano) se lo regalo, se lo puede llevar para su casa”.

Los cuestionamientos del premio a Sergio Vargas fueron externados por L. Mateo en su cuenta de Facebook, en un mensaje en el que califica la distinción como “una demostración de que la miseria moral y la miseria material han fraguado una sociedad que no toma en cuenta los valores”

Lo que había dicho Andrés L. Mateo
El “Soberano” a Sergio Vargas es una demostración de que la miseria moral y la miseria material han fraguado una sociedad que no toma en cuenta los valores. Sergio Vargas defendió públicamente la corrupción, justificó al ingeniero Féliz Bautista y dijo que lo juzgaban porque “era negro, y pobre”; y que en la vida hay que aprovechar las oportunidades. Es defensor absoluto del régimen de impunidad, y su arrogancia lo ha llevado a creerse que está por encima del bien y del mal. Ése “Soberano” debería avergonzarnos, porque por muy “artista” que sea su “grandeza” no le autoriza a desplegar una apología de la corrupción, en un país mil veces pateado por los corruptos.
Yo, al menos, estoy fuera de ése “Soberano”. Sergio Vargas que se lo coma con yuca, y le eche la salsa de su prepotencia.

EL CARIBE